Privan de libertad a esposa y suegra de dueño de Clínica La Floresta por ordenar su muerte


Un tribunal del Área Metropolitana de Caracas dictó medida privativa de libertad a Raquel Alicia Terán, de 39 años, y a su madre Raquel Hunter de Terán, de 57 años, esposa y suegra del propietario de la Clínica La Floresta, Oswaldo Karam Macía, por presuntamente haber ordenado el asesinato de este último. Así se dio a conocer a través de un remitido de prensa difundido por la Fiscalía General de la República, el cual señala que a ambas damas les imputaron los delitos de sicariato frustrado y asociación para delinquir en perjuicio de Karam Macía.

De igual manera, se privó de libertad a José Díaz, ex funcionario del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebín), y Kenny Robert Figuera Daza. Al primero se le dictó la medida por la presunta comisión de los delitos de sicariato frustrado, robo agravado y asociación para delinquir.

En tanto a Figuera Daza le imputaron los delitos de sicariato frustrado en calidad de cómplice no necesario y asociación para delinquir.

Las medidas contra estos ciudadanos fueron tomadas luego de que una representante del Ministerio Público mostrara elementos de convicción que impulsaron al juez a ordenar como centro de reclusión, para las damas, el Internado Nacional de Orientación Femenina (Inof), situado en Los Teques, estado Miranda.

José Díaz fue enviado al Internado Judicial de Los Teques y Figuera Daza deberá permanecer recluido en la Zona 7 de la Policía Metropolitana.

El 21 de marzo de este año Kleiber Jesús Malavé y Edgardo Antonio Torres se trasladaron hasta Galerías Country, donde vivía Karam Macía, y sometieron a una vecina de éste para que los llevara hasta el apartamento del propietario de la Clínica La Floresta, ubicada en el este de Caracas.

No obstante, cuando la vecina tocó la puerta del apartamento de Karam Macía éste decidió no abrir, pues le pareció sospechoso que la señora tocara a su puerta a la 1:00 de la mañana para solicitar un vaso de agua.

En vista de esa situación, los victimarios decidieron ir al apartamento de la vecina, de donde cargaron con objetos de valor y pertenencias, las cuales se llevaron a bordo de una camioneta conducida por el taxista en el que llegó a Galerías Country la señora sometida y luego secuestrada por los hombres.

Luego de dar varias vueltas por la ciudad, Malavé y Torres decidieron llevar los objetos que habían robado a una residencia ubicad en el sector El Guarataro, donde dentro de la misma camioneta y delante de la vecina y el taxista comenzaron a discutir, porque no habían cumplido con el plan
inicial que habría sido dar muerte a Karam Macía.

Durante la discusión, ambos hombres decidieron sacar sus armas y se disparan mutuamente, ocasionándose la muerte.

Después de varios días de investigación por parte del Ministerio Público y funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, se determinó la presunta responsabilidad de las dos mujeres en la muerte por encargo frustrada de Karam Macía.muerte

Madre e hija fueron aprehendidas el viernes 23 de abril, tras sendas órdenes de aprehensión solicitadas por el Ministerio Público y acordadas por un tribunal de Caracas.

Cabe destacar que el ex funcionario de Sebín, antigua Dirección General de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), habría prestado su arma a Malavé y a Torres para que cometieran el hecho.

También presuntamente los escoltó en un BMW, mientras que Figuera Daza se encargó de llevar a los dos hombres a la urbanización Galerías Country, donde le quitarían la vida a Karam Macía. ABN

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios