Go On!, la nueva oportunidad de Matthew Perry


Desde el final de Friends, allá por 2004, Matthew Perry ha estado intentando volver a encontrar su hueco en la televisión, un hueco que le está costando encontrar. En la temporada 2006-2007 lo intentó con Studio 60, el drama que Aaron Sorkin creó para la NBC tras el final de El ala oeste de la Casa Blanca, que solo duró una temporada. La misma suerte corrió Mr. Sunshine, la comedia que se estrenó en 2011 en la ABC y que, personalmente, creo que no desarrolló bien todo el potencial que tenía gracias a su interesante reparto.

Este año, Perry se la juega con Go On!, otra comedia creada por Scott Silveri, guionista de Friends y creador de su spin-off Joey y de la malograda Perfect Couples, que se ha estrenado el pasado 8 de agosto en la NBC tras la retransmisión de los Juegos Olímpicos, cosechando hasta 16 millones de espectadores y un 5.6 en los demográficos, un dato espectacular teniendo en cuenta la mala suerte que tiene la cadena del pavo real con sus comedias, aunque aún hay que ver si es capaz de mantener estos datos en septiembre, cosa bastante improbable, aunque con que la vean la mitad de espectadores que en su estreno, la NBC ya puede considerarla un éxito.

Go On! tiene como protagonista a Ryan King (Perry) un exitoso locutor de radio que acaba de perder a su mujer y que está de vuelta al mundo laboral. Obligadado por su jefe, debe acudir a un grupo de apoyo, formado de pintorescos personajes que, como él, están lidiando con algún tipo de pérdida o cambio vital.

Sin que el piloto sea una maravilla, creo que sienta con bastante acierto las bases de la serie y sabe perfilar a los personajes principales. Los secundarios están menos dibujados y son más típicos, pero no podemos pedirle mucho más a un primer episodio, en los que es difícil, especialmente en comedia, reflejar al 100% el universo que se ha creado. Es cierto, que en el fondo, Go On! recuerda ligeramente a Community: grupo de personajes muy diferentes entre sí que terminarán desarrollando una amistad, sin embargo, en su forma, el parecido es mucho menor, el humor de Go On! es menos extravagante y referencial y mucho más "normal". Y no lo digo como algo despectivo, Community, de hecho, no es santo de mi devoción.

No vamos a decir que Go on! es la octava maravilla de la comedia americana pero tiene un piloto simpático con algunos gags logrados (otros menos como el del coche de Google Street) y que si sabe crear una buena dinámica entre los personajes del grupo de apoyo y consigue equilibrar mejor que en su primer capítulo la trama de la vida laboral del protagonista con la parte nueva de su vida en el grupo de apoyo, podamos ver de aquí a unos meses, quizás, una comedia que merezca la pena.

Fuente: Tvspoileralert

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios