Cancilleres sudamericanos pusieron en vigencia el tratado de la Unasur


El tratado constitutivo de la Unasur entró en vigencia este viernes tras su ratificación por la mayoría de los socios, en una ceremonia en Quito en la que el presidente anfitrión, Rafael Correa, llamó a dejar los "atavismos mentales" e ir más allá de la integración comercial. "El tratado constitutivo ha sido ratificado por la mayoría de las repúblicas hermanas, lo cual ha dado vida jurídica a nuestra unión", proclamó Correa al inaugurar una cita de cancilleres que formalizó la vigencia del convenio firmado el 23 de mayo de 2008 en Brasilia.

Para que el acuerdo fuera operativo se requería la ratificación legislativa de nueve de los doce miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), lo que ocurrió con la adhesión formal de Uruguay.

Los otros países que ya habían refrendado el tratado son Argentina, Perú, Chile, Venezuela, Ecuador, Guyana, Surinam, Bolivia y Colombia, quedando pendientes Brasil y Paraguay.

"La institucionalización de la Unasur nos posibilitará contar con un organismo que cohesione, que busque respuestas integrales coordinadas a la crisis del siglo XXI", resaltó el mandatario ecuatoriano, cuyo país ejerció la presidencia pro témpore de la Unasur hasta noviembre pasado para cederla a Guyana.

En su discurso, Correa se solidarizó con Japón tras el fuerte sismo y el tsunami que golpearon el noreste del país este viernes.

"Hoy toda la costa Pacífica de América del Sur se halla en alerta de tsunami, presentamos nuestro abrazo fraterno y solidario al querido pueblo de Japón frente a la tragedia que enfrenta", dijo.

Tras la ceremonia inaugural, en un acto multitudinario en el complejo turístico Mitad del Mundo, los cancilleres suramericanos deliberaban en privado, entre otros asuntos, sobre el sucesor del secretario general de la Unasur, Néstor Kirchner, fallecido el 27 de octubre pasado.

Las discusiones se centran en dos candidatos: la ex canciller colombiana María Emma Mejía y el ministro venezolano de Electricidad, Alí Rodríguez.

"La elección no va a ser ahora, lo máximo que podemos hacer es encontrar algún consenso, pero (...) son los jefes de Estado los que toman la decisión", explicó el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

Los ministros también asistieron a la colocación de la primera piedra de la sede de la Unasur, que llevará el nombre de Kirchner, esposo de la presidenta argentina, Cristina Fernández.

Correa llamó a la Unasur a dejar los "atavismos mentales" y acelerar la creación de un centro regional para la resolución de controversias relativas a inversiones, que sustituya a los de los países desarrollados.

"Debemos superar esos atavismos mentales que todavía tienen lamentablemente algunos funcionarios de la región", expresó el mandatario, quien exhortó además a "ir más allá de lo comercial y financiero".

En el marco de la cita el canciller venezolano, Nicolás Maduro, denunció la "voracidad" de Estados Unidos y algunos países de Europa en la crisis de Libia, señalando que el único interés de éstos es apoderarse del petróleo del país norafricano.

Por su parte, Patiño planteó la posibilidad de que la Unasur aborde la cuestión de Libia este viernes.

"Me parece que es saludable, razonable, necesario que por lo menos tengamos la oportunidad de cruzar algunos criterios y a lo mejor llegar a algún acuerdo", declaró antes de la reunión privada. AFP

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios