PDVSA renegocia en Asunción la deuda de una petrolera paraguaya


Las autoridades energéticas de Venezuela y Paraguay comenzaron hoy en Asunción unas negociaciones para llegar a un acuerdo definitivo sobre la deuda acumulada de 269 millones de dólares de Petróleos Paraguayos (Petropar) con la estatal venezolana PDVSA. La misión venezolana, integrada entre otros por Nelson Martínez, director ejecutivo de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) para América, se reunió con el jefe de Estado, Fernando Lugo, antes de la serie de encuentros con otras autoridades paraguayas, que finalizarán mañana. Lugo explicó en una rueda de prensa que la visita de la delegación venezolana es consecuencia de una conversación que mantuvo la semana pasada con su homólogo de ese país, Hugo Chávez, en Bariloche (Argentina) en el marco de la cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El gobernante paraguayo señaló que en esa ocasión se trataron "cuatro ítems, de los cuales (Chávez) ha aceptado tres sobre la marcha", mientras que el titular de Petropar, Juan González Meyer, detalló que las discusiones se centran ahora en la concesión de una rebaja de 37 millones de dólares.

González Meyer precisó que la conmutación se refiere "a la diferencia que hemos detectado en las facturaciones de 2008", durante la etapa de transición entre la salida de la anterior administración presidencial paraguaya y la llegada de la actual.

Lugo sucedió a Nicanor Duarte en agosto de 2008 luego de la histórica derrota en los comicios de abril de ese año de la agrupación de su antecesor, el Partido Colorado.

El Gobierno de Lugo heredó Petropar, en quiebra técnica y que controla a las afueras de Asunción una obsoleta planta que redistribuye gasolinas y gasóleo, en su mayor parte de origen venezolano, con una deuda global de "cerca de 350 millones de dólares", afirmó González Meyer.

De ese monto, 262 millones de dólares corresponden a la petrolera venezolana, que suministra el 80 por ciento del gasóleo que consume Paraguay, en virtud de un acuerdo firmado en 2004 por Chávez y Duarte.

El presidente de Petropar indicó que hay un acuerdo entre las partes en la congelación por un año la deuda contraída entre 2003 y 2008, la del Gobierno anterior, que asciende a 162 millones de dólares, "hasta encontrar la modalidad de pago para esa suma".

Añadió que las obligaciones de este año (de unos 70 millones de dólares) serían renegociadas a 15 años de plazo y dos de gracia.

González Meyer destacó que no se descarta que la deuda de la petrolera paraguaya sea depositada en un banco local para crear un fideicomiso "que permita incrementar el intercambio comercial" tal como PDVSA ha hecho con Uruguay. EFE

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios