Chávez: "grupos violentos quieren quemar el 23 de enero"


El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reveló hoy que grupos violentos que dicen ser seguidores suyos amenazaron con quemar una barriada de Caracas si la policía concreta la detención de su líder, Valentín Santana. "Anoche estaban amenazando en el barrio 23 de Enero que si la policía iba a detener a alguien, ellos iban a quemar el 23 de Enero; la misma frase que usan (grupos violentos de oposición), porque en el fondo son lo mismo: terroristas, fascistas que no tienen una conducta racional", sostuvo en una alocución televisada.

"Se tocan la extrema izquierda y la extrema derecha, los extremismos", alertó Chávez en la inauguración de una obra de agua potable.

En ese acto pidió además "trabajar por el socialismo" con "unidad, disciplina revolucionaria y transparencia", y luchar "contra la corrupción, el burocratismo y contra la anarquía, el relajo y la desorganización".

Al igual que hizo anoche en otra alocución televisada, Chávez pidió la detención de Santana, líder del grupo oficialista La Piedrita, quien admite que lanzó bombas lacrimógenas contra emisoras de televisión a las que el Gobierno ha acusado de golpistas, así como contra la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana.

Tras instar nuevamente a la Fiscalía a ordenar la detención de Santana, Chávez recordó anoche que recientemente los integrantes de La Piedrita recibieron a tiros a la policía durante un operativo frustrada para apresar a su líder y dijo estar dispuesto a dirigir personalmente otra operación con el mismo objetivo.

OPOSITOR DICE QUE CHÁVEZ CONDENA LA VIOLENCIA PARA
"APARECER COMO UN CORDERITO"

(EFE) El presidente Hugo Chávez ha optado por condenar la violencia de grupos afines a su gestión porque "quiere aparecer como un corderito frente a los venezolanos que rechazan esa actitud", dijo hoy el dirigente opositor Omar Barboza.
"Queremos darle (a Chávez) el beneficio de la duda, porque tenemos interés en que realmente en Venezuela reine un clima de paz, de seguridad, de encuentro entre los venezolanos", declaró no obstante a los periodistas el presidente del partido Un Nuevo Tiempo (UNT).
Chávez reveló hoy que el grupo oficialista La Piedrita amenazó con quemar una barriada de Caracas si la policía concreta la detención de su líder, Valentín Santana, y lamentó al mismo tiempo esas actitudes violentas.
En otra alocución televisada, Chávez calificó el sábado de criminal a Santana y también regañó a otra dirigente popular afín a su Gobierno a la que involucró en hechos de violencia, lo mismo que a las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL), que operan en la frontera con Colombia.
"Cada quien tiene que asumir su responsabilidad. El pueblo venezolano quiere paz y yo no puedo concebir que haya unos grupitos por ahí que dicen ser revolucionarios, pero que actúan en contra de la revolución", comentó el gobernante.
Según Barboza, Chávez, acusado por sus detractores de ser el principal promotor de esos grupos violentos, debe confirmar la sinceridad de su posición con otras acciones.
Por ello, Barboza pidió a Chávez que ordene renovar la licencia de transmisión a la emisora privada Radio Caracas Televisión (RCTV) y que ponga en libertad a "presos políticos" a los que el Gobierno llama "políticos presos" por hechos delictivos.
Asimismo, para que su posición no se interprete como una "pose política" de cara al referendo del 15 de febrero sobre la reelección continua, exhortó a Chávez a hacer "lo necesario para que los gobernantes y alcaldes (de oposición) puedan ejercer sus funciones", y vuelvan a dirigir instituciones de sus jurisdicciones que ahora controla el Ejecutivo.
Hoy mismo, dirigentes contrarios a Chávez denunciaron ataques a la sede de un partido político opositor al Gobierno y a un templo católico en Caracas, sin señalar a los responsables.

"Así como nosotros criticamos y aspiramos a que los poderes del Estado actúen cuando alguien dice que hay que matar a Chávez (...), no podemos aceptar nosotros que la fulana La Piedrita esa se convierta en un Estado, en un grupo de terroristas que anda amenazando de muerte", remarcó el mandatario hoy.

"El revolucionario actúa por amor al ser humano, por amor a la vida y no por odio. Hay mucha gente que a mí me quiere matar, pero yo no los odio ni los quiero matar a ellos", dijo Chávez.

Además de advertir a La Piedrita, el jefe de Estado nombró anoche también expresamente a la dirigente caraqueña Lina Ron, del partido Unidad Popular Venezolana, a quien en varias oportunidades regañó en público por sus acciones violentas, y a las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL), que operan en la frontera con Colombia.

Chávez reveló que en el pasado conoció a algunos de los que lideran ahora las FBL, de quienes dijo, sin identificarlos, que "secuestran gente, matan gente, se han entrado a tiros" con el Ejército.

"Cada quien tiene que asumir su responsabilidad. El pueblo venezolano quiere paz y yo no puedo concebir que haya unos grupitos por ahí que dicen ser revolucionarios, pero que actúan en contra de la revolución", comentó anoche el gobernante.

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios